Suelo pélvico y copa menstrual: los fallos que cometes

La copa menstrual es uno de los accesorios para los días de regla que cada vez más mujeres prueban. A veces, este va bien, pero otras veces no es así. 

Sin embargo, no muchos saben que hay una relación entre el suelo pélvico y la copa menstrual, de tal forma que la segunda puede dañar a la primera. ¿Sabes por qué? 

Errores que cometes y dañan tu suelo pélvico

Si usas una copa menstrual y quieres obtener buenos resultados, además de no perjudicarte al suelo pélvico, ten en cuenta lo siguiente: 

  • Elige la talla que de verdad te sirva. Si te pones una más pequeña no te protegerá, y si usas una muy grande tampoco lo lograrás. Esto dependerá de la edad, de si has sido madre o no y de la cantidad de flujo y constitución. 
  • Que no te pese. De hecho, si notas que la copa te pesa, es que no es la indicada para ti. En general, no debes notarla. 
  • Buena colocación. La copa ha de quedar bien colocada, de lo contrario te acabará molestando y además puede generarte problemas. Si no sabes, o no puedes, lo mejor es consultar con un ginecólogo o con una persona experta. 
  • Hidratación antes de ponerla. Puede ser con una crema o con un poco de aceite hidratante. Así se deslizará mucho más fácilmente en la vagina y costará menos ponerla. 
  • Vaciarla antes de que se llene del todo. No solo por higiene, sino para evitar que ese peso nos fastidie. 

Seguro que así protegerás tu suelo pélvico. 

facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *