Qué pasa si no te tratas una fisura anal

Como sabes, una fisura anal afecta a la zona anal y conlleva un desgarro interior que está siempre infectándose debido a las veces que vas de vientre. Sin embargo, muchos evitan acudir a un médico para ser tratados por vergüenza o miedo al dolor. Y las consecuencias pueden ser muy graves. 

Las consecuencias de una fisura anal no tratada

Una fisura anal no tiene por qué ser considerada un problema que haya que ocultar. Puede ocurrir de muchas maneras y curarla es la prioridad máxima, sobre todo porque si en unas 8 semanas no hay una mejoría se puede volver un gran problema. 

De hecho, una de las consecuencias a las que te expones es a la aparición de abscesos de repetición, lo que provoca una enfermedad aún mayor. 

Incluso se puede generar que aparezca una enfermedad neoplásica lo que implicaría utilizar cirugía para reparar el conducto anal, a veces con consecuencias no deseables. En general, si una fisura se coge a tiempo no habrá ningún problema para recuperarse al 100% y apenas habrá probabilidades de volver a sufrir nuevos episodios. Pero si no es así es muy común que haya una supuración crónica por esa fisura y que se repita una y otra vez mermando la vida normal de una persona.

facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *