Fisura anal o hemorroides, ¿cómo las diferencio?

Cuando se tiene un problema en las ‘partes bajas’, a menudo, por el hecho de que no es algo de lo que se habla de manera habitual, nos puede crear la duda de no saber lo que se tiene. ¿Serán hemorroides?, ¿una fisura anal? ¿Quizá algo más grave?

Si quieres saber cómo diferenciar un problema de otro te damos las claves para que puedas identificar si es lo que te pasa. 

  1. Diferencias entre una fisura anal y las hemorroides

Por un lado, podemos definir las hemorroides como una inflamación de las venas en la zona anal, provocadas casi siempre por periodos de diarrea y estreñimiento. Esto provoca que aparezcan bultos y que haya dolor y/o sangrado. 

Por otro lado, la fisura anal se trata de una herida que se produce en el interior del conducto anal y que viene provocada por periodos de estreñimiento. Esto genera un dolor muy intenso que, debido a la defecación, puede provocar infección o un sangrado constante. 

En otras palabras, las hemorroides son una especie de bolsas que se forman fuera o dentro del conducto anal (pero cerca de la salida) de tal forma que se notan como inflamaciones. Sin embargo, la fisura anal es como un arañazo, una herida producida en una zona «mala» del cuerpo. 

¿Te queda más clara la diferencia?

facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *