Falsos mitos sobre la fisura anal

La fisura anal es un desgarro que ocurre en el conducto anal y que, debido a la zona donde se ubica, es bastante difícil de curar y de mantener limpio. Por eso, cuando ocurre, el dolor puede ser de intensidad fuerte y provocar problemas graves en caso de no tratarse. 

Sin embargo, existen muchos mitos falsos que, hasta ahora, muchos creen. A continuación, vamos a desmentirlos. 

Creencias que has creído sobre la fisura anal y son falsas

A veces, el desconocimiento, o la tergiversación hace que consideremos algunas informaciones como verdaderas cuando en realidad son falsas. En cuanto a la fisura anal estas son: 

  • La operación de una fisura anal es dolorosa. No es verdad, cuando se utiliza una técnica adecuada, no debe haber dolor ni en la operación ni en el periodo posterior. Sí pueden existir pequeñas molestias, pero estas no van a ser de intensidad. 
  • Una cirugía anal provoca un mayor riesgo de incontinencia. Se dice mucho acerca de que una operación en esa zona puede acabar dejando con un problema añadido: la incontinencia. Pero si se hace bien la técnica, no tiene por qué ocurrir. No hay un riesgo en esto. 

La fisura anal solo se cura con cremas. Es totalmente falso. Según el estado de la fisura anal, esto puede servir cuando son leves; pero si se cronifica, las cremas o remedios caseros, incluso el cambio de estilo de vida no será suficiente, será necesaria una intervención quirúrgica. 

facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *