Cómo saber si tengo una fisura anal

Uno de los miedos de muchas personas que sufren habitualmente problemas de diarrea y estreñimiento es que, en algún momento, tengan una fisura anal. El problema es que, como esta es interna, ¿cómo se puede saber si se tiene? 

A continuación te damos las claves de ello. 

Síntomas de una fisura anal

Una fisura anal puede definirse como una herida que se produce en el conducto anal. Debido a la situación interna y a la incapacidad para curar la herida y mantenerla limpia durante el tiempo que tarda en curarse, se convierte en un problema importante. Además, por la situación, es más difícil saber si se tiene o no. 

Sin embargo, hay algunos síntomas que pueden darte la clave. Estos son: 

  • Sangre. Sobre todo al limpiarte. Hay que tener en cuenta de dónde viene la sangre, ya que puede ser tanto de una fisura anal como hemorroides o de las propias heces. 
  • Escozor. No tanto en la zona anal, sino por dentro. Sería la sensación de tener irritada la herida. 
  • Dolor y picor. Debido a que es una herida abierta que se ensucia fácilmente cada vez que vamos al baño o incluso sin hacerlo, si el canal se queda sucio. 

Si estos problemas persisten durante varios días lo más aconsejable es acudir al médico para que revise el estado y pueda determinar si hay fisura anal o es otro tipo de problema. 

facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *