Por qué evitar hacer tratamientos de varices en verano

Muchos son los que, en la época de verano, con las vacaciones, consideran someterse a tratamientos o cirugías aprovechando los días de descanso que se tienen.

Sin embargo, hay tratamientos que se pueden realizar con altas temperaturas y otros, como los tratamientos de varices, que no son aconsejables que se hagan. ¿Por qué? Aquí os damos algunas razones:

1. Porque las venas están más dilatadas que de costumbre. En verano, para contrarrestar las altas temperaturas del cuerpo, el organismo hace que las venas se dilaten para soltar calor a través de la transpiración. Por eso, tratarlas en esos momentos puede agravar las molestias.

2. Porque hay que llevar algunos cuidados que pueden ser incómodas en verano. En algunos casos, se deben llevar medias de compresión para que el tratamiento sea más efectivo.

3. Las molestias propias de las altas temperaturas puede hacer que duela más el tratamiento. Normalmente, se tienen unas molestias mínimas cuando se tratan las varices. Sin embargo, cuando estas ya están doloridas, tocarlas puede hacer que el dolor sea mucho más intenso.

Por estas razones, lo mejor es hacer tratamientos de varices cuando las temperaturas sean más frescas ya que, de ese modo, se evitará pasar por un postoperatorio más doloroso.

facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>