Montar en bicicleta: el peligro del suelo pélvico

Cada vez es más habitual que las personas se decanten por el uso de medios de transporte que sean ecológicos y que no contaminen el medio ambiente, como es el uso de la bicicleta. Es un medio individual, donde se puede mantener la distancia de seguridad y no se va en un espacio cerrado. Pero, ¿sabías que montar en bici puede debilitar el suelo pélvico de hombres y mujeres? 

  1. Suelo pélvico: cómo montar en bici y evitar los problemas futuros

Según los estudios llevados a cabo, se sabe que el suelo pélvico se va debilitando conforme hacemos de montar en una bicicleta nuestra rutina diaria. Y es que la forma del sillín, así como los minutos u horas que se pasan encima de él afectan negativamente a los músculos pélvicos, y estos pierden elasticidad y fuerza. 

Para evitarlo, te dejamos algunos consejos como son: 

  • Ir poco a poco. Si no has cogido nunca una bicicleta, o hace mucho, puedes empezar con una bicicleta estática. Transcurrido un mes aproximadamente ya podrás empezar con la bici normal. 
  • No vayas por terrenos escarpados. Eso solo provocará que haya un mayor impacto en la zona pélvica y que el debilitamiento se produzca mucho más rápido. 
  • Cuidado con la postura. Tienes que mantenerte erguido, algo que evitará dolor de cuello y espalda, pero también con el manillar más alto de lo normal y las piernas que no estén ni rectas ni muy dobladas. 
  • Entrena el suelo pélvico. Con ejercicios de Kegel que se sabe son los más efectivos que existen para fortalecer el suelo pélvico. 

Si notas que el suelo pélvico se ha debilitado, no dudes en informarte de lo que podemos hacer por ti.

facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *