Las varices, ¿causas?

Aunque parezca mentira, se desconoce la causa exacta de la aparición de varices, pero se asocia a una debilidad en las paredes de las venas más superficiales y esto suele ser hereditario. Esta debilidad provoca pérdida de elasticidad en las venas, sobre todo con el paso de la edad, y es cuando empiezan a estirarse y ensancharse. Como no «caben» donde estaban antes empiezan a malformarse, saliendo de su sitio y sobresaliendo por la piel.

Pese a que suele asociarse a la genética, son las mujeres y los embarazos el cuerpo más propenso a padecer varices.

Estar de pie mucho tiempo, donde la fuerza de la gravedad provoca un retroceso grande en la sangre, tampoco ayuda a prevenir o no aumentar las arañas varicosas.

Además, la mala alimentación y la obesidad pueden provocar estos síntomas. Como consecuencia de esto, la sangre fluye hacia venas superficiales y los músculos comprimen las venas provocando una mayor distensión en las más superficiales.

Independientemente cual sea la causa de tus varices, la mayor recomendación es que acudas a un especialista para que haga una exploración médica y decida qué tratamiento es mejor para ti.

facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *