Las fisuras anales: esas dolorosas enemigas

Las fisuras anales son grietas que se originan en la zona del esfínter anal, un desgarro en la mucosa del ano, que causa un dolor muy intenso. Estas fisuras suelen ser ocasionadas por el paso de heces grandes y duras o por una diarrea prolongada, aunque también pueden aparecer por una disminución del flujo sanguíneo en la zona o demasiada tensión en los músculos del esfínter. En las mujeres, aparecen normalmente tras el parto, y además son muy comunes en los bebés.

Estas fisuras, como ya comentamos, causan un dolor muy intenso, pero además se produce sangrado al defecar. Estos síntomas pueden comenzar de manera repentina o aparecer lentamente con el tiempo, pero también pueden provocar estreñimiento, haciendo a su vez que el problema empeore. La  mejor opción es aplicar un tratamiento para fisuras en cuanto se detecten, y así acabar con el problema y con el dolor cuanto antes.

¿A qué esperas?

facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>