¿Hemorroides en niños? Sí, es posible

Las hemorroides siempre se relacionan con personas sedentarias, con una mala alimentación y poco ejercicio. Sin embargo, algo que no muchos conocen es que los niños también pueden sufrirlas. ¿Quieres saber cómo les afectan?

  1. Hemorroides en niños: por qué aparecen

Las hemorroides son venas que se hinchan. Estas están ubicadas en la parte final del ano y pueden ser internas o externas. Normalmente, en el caso de los niños, y si se cogen a tiempo, se pueden solucionar con herramientas adecuadas, pero en otros casos es necesario un profesional para eliminarlas. 

En general, un niño con hemorroides tenderá a estar incómodo, incluso a llorar, más aún en el momento en que va al baño. Además, es posible que haya rastros de sangre en las heces, o al limpiarse. 

Esto es debido muchas veces por el estreñimiento, pero también puede ser debido a la disentería, es decir, una infección intestinal, ya sea viral o bacteriana. 

  1. ¿Qué hacer?

Si tienes niños con hemorroides, lo mejor es acudir al pediatra para que revise su estado. Este puede recomendarle alguna crema para tratarlas pero sobre todo lo que más va a ayudar es un cambio en su dieta (aportándole más agua y fibra, así como verdura y fruta), además de hacer algo de deporte para que el intestino esté sano. 

facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *