Hacer las compras de Navidad sin que las varices te molesten

Imagina la escena que, seguramente, llevas tiempo realizando: has salido a la calle para ir a comprar algo al supermercado. Pero sabes que mañana también saldrás para hacer compras de regalos, y al otro día debes ir a mirar una cosa que te interesa a ti… Todas las tiendas en Navidad se llenan. Y lo que antes hacías en 10 minutos, ahora nadie te libra de estar una hora o más fuera de tu casa. El problema, es que mucho de ese tiempo se pasa de pie, y de manera estática, porque estás mirando cosas, te mueves poco y pasas largo tiempo esperando (en colas, en tiendas, etc.). Y eso repercute negativamente en las varices. 

Cuando acaba el día, es posible que sientas molestias en la zona donde tienes las varices, y que al día siguiente, cuando llegues, duelan mucho más. ¿Qué puedes hacer para evitarlo? Pues hay algunos trucos: 

1. Cuidado con la ropa. Intenta no usar cinturones ni llevar ropa que te apriete o que te corte la circulación. En caso de zapatos, que el tacón sea inferior a 5cm que es lo que recomiendan los expertos, y si ya tienes una edad, inferior a 3. 

2. Si vas a estar mucho tiempo de pie, de vez en cuando, conviene que te pongas de puntillas y subas y bajes varias veces. Eso ayudará a activar la circulación y te dolerán menos las piernas. 

3. Cambia de postura habitualmente. No conviene que estés mucho tiempo en la misma (además de que te podrá doler la espalda al intentar moverte después). Es mejor moverte de vez en cuando.

De esta forma, las varices no dolerán tanto y las compras navideñas las pasarás menos agobiada al saber que, después de un día comprando, vas a estar agotada y dolorida.

facebooktwittergoogle_plus