Cómo se trata una fisura anal

Aunque no lo creas, una fisura anal es un problema muy habitual y frecuente, y que en la mayoría de los casos no tiene gravedad. Sin embargo, a veces nos da miedo sufrir ese tipo de dolores, tanto por la zona que es, como por el miedo a lo que tengan que hacerte. 

Por eso, aquí te vamos a hablar de cómo se trata una fisura anal. 

  1. El tratamiento de la fisura anal

Esta dolencia es en realidad una herida que se produce en la mucosa que hay en el ano. Debido al lugar donde está, hay que tratarla para que se cure rápidamente. Y para ello, los médicos suelen utilizar varios métodos: 

1. Cambio en la alimentación. Para empezar, aumentando la ingesta de alimentos ricos en fibra, además de líquidos y suplementos probióticos. 

2. Cirugía. Esta no está exenta de riesgos, por eso suele dejarse como último recurso. 

3. Bótox. Aunque no lo creas, muchos estudios determinan que el tratamiento tiene el mismo resultado que la cirugía (evitando los riesgos).El mejor tratamiento será determinado por el propio médico, pero la mayoría van por turno, primero ofreciendo un cambio en la alimentación, con hábitos saludables, combinados con medicamentos. Si estos no obtiene resultados, entonces se prueban otros procedimientos. 

facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *