Cómo afectan a hemorroides y fisuras los excesos navideños

Las semanas de Navidad son momentos para pasar con la familia y amigos. En esos días, las cenas, almuerzos, meriendas y demás comidas son habituales y todas ellas se caracterizan por los excesos navideños. Pero también, por problemas de salud en hemorroides y fisuras que pueden llegar después. 

Las comidas pesadas, así como los picantes y el alcohol, puede afectar negativamente si tienes hemorroides o fisuras anales, resultando más molestas o incluso apareciendo cuando aún no las tenías. Tampoco ayuda el hecho de que te pases comiendo, ya que eso no solo afectará a tu estómago (y por ende al sistema digestivo) sino que también irás más al baño, puedes tener estreñimiento o diarrea, y provocar con ello, por ejemplo, una fisura anal o hemorroides. 

En el caso de las hemorroides, el aumento de ir al baño puede generar que estas se irriten y escuezan, o que aparezcan incluso, lo que haría que tu día a día fuera más difícil de sobrellevar. 

Las fisuras anales se producen debido a un desgarro en la mucosa que recubre el ano. Esto puede deberse a tener que evacuar heces grandes y duras o a un espasmos en el anillo del músculo (por ejemplo, con la diarrea).

Por su parte, las hemorroides son debidas a que las venas que hay en la parte inferior del ano se inflaman. Esto puede ser debido a un esfuerzo al ‘ir de vientre’ o bien a un aumento de presión. Pueden ser internas (que no duelen pero sí sangran) o externas (habitualmente dolorosas). 

Si quieres evitar estas dolencias, ten cuidado con los excesos navideños.

facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *