Alimentos que no debes comer si tienes una fisura anal

Una fisura anal es una gran molestia, por muy pequeña que esta sea. Se trata de una herida que se produce en el interior de la zona anal y que, debido al lugar, está expuesta a una gran cantidad de infecciones. Por eso, tratarla es muy importante. 

A veces, la alimentación influye en que estas puedan curarse. El problema es que a menudo consumimos alimentos que no son los más adecuados, o que están prohibidos si tienes fisuras anales. Pero, ¿sabes cuáles son? 

  1. Los alimentos que no debes consumir si tienes fisuras anales

En general, los alimentos que deberías desterrar de tu dieta para siempre, son aquellos que son demasiado picantes o muy condimentados, ya que esto lo único que hace es irritar el conducto anal (en realidad también el digestivo, provocando problemas de estómago, ardor, acidez…). 

¿Y qué alimentos pueden ser esos? Hablamos de mostaza, ajo, pimienta, alimentos grasos, cebolla… Sin embargo, hay también otros que no se conocen como «picantes» o «irritantes» y sí que lo son, como las harinas refinadas, pasteles, pizzas y lasañas, jamón, tocino, chorizo (embutidos), wasabi, cacao, café o té. 

Si tienes una fisura anal, convendría que quitaras de tu alimentación este tipo de alimentos. ¿Para siempre? En un principio sí, aunque dependiendo del estado de tu problema podrías introducir algunos muy esporádicamente.

facebooktwittergoogle_plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *